sábado, 12 de noviembre de 2016

etapas

una de las etapas más raras de mi vida, llevo en lo mismo 5 años y meses, sigo en bucle, lo único que cambia es que hace 5 años, yo no tenía ni idea de lo que es la vida, ni de lo que tenía, ni de lo que me hacía llorar cada día, no sabía como empezar  a vivir tranquila o estable, no tenía idea de nada en general, pero hoy en día no sólo tengo idea de todos mis problemas, conozco las causas, los efectos, las soluciones, conozco todo, y sé perfectamente en el fondo fondo de mí lo que deseo con todo el alma.
Lo mejor de todo es que, después de 5 años por fin me he visto con ganas, fuerzas, y en camino a ese cambio, me ha costado la vida y me sigue costando, los primeros días me acostaba llorando y me levantaba con los ojos hinchados, todavía lloro durante el día pero ya no lloro lamentando del porqué a mí, o porqué todo esto, lloro como reclamo hacia mi persona cuando no me sale un ejercicio, ese llanto me da fuerzas para seguir, venga tu puedes, con lagrimas en los ojos yo me animo. lloro de felicidad al pensar en ese futuro que me espera después de ésta lucha.
Lo único con lo que no estoy de acuerdo en mi cambio físico y mental, es el rencor que llevo dentro hacia todo aquel que me lo puso difícil, o que simplemente no estuvo de acuerdo en algo conmigo, no estoy de acuerdo con mi corazón respecto a eso, es una costumbre que tengo que trabajar y para eso, hay que ir al psiquiatra otra vez, ojalá pueda dejar atrás tanto odio y tanto rencor, solo me estoy haciendo mal a mí misma en el fondo. 
Siento como si estuviese cambiando mi forma de ser, o en realidad estoy empezando a ser yo misma, quién sabe, de todas formas estoy agotada, me estoy sacando el carné de conducir ( licencia para manejar ) dirían en algunos países latinos, y camino por las calles leyendo señales, y sueño con señales, y hago cientos de test en un día, preparando el examen, mi vida es un caos, he pasado a llamar testes a los test; entre el trabajo, entrenos, clases de autoescuela, y cosas como, estudiar, ir corriendo del trabajo a la autoescuela, y luego a entrenar, con el frío, de un lugar a otro lo separan kilómetros, estrés de vida, pero estrés de vida controlada y dulce, no me quejo mucho, sólo que vivo cansada siempre, pero me gusta llevar ese ritmo, os hago resumen breve de mi día para ir acabando.

Me despierto 5:35am tengo 10 minutos para dar vueltas en la cama, porque a las 5:45 hay que estar bañando, y entre vestir y demás, tengo que coger el tren a las 6:33am, desde que me levanto hasta que coja el tren, tengo una hora, como soy una lenta, me pongo un hora y me vale, teniendo en cuenta que ahora amanece a las 7:30am salgo de mi casa de noche, con frío ya que es otoño/invierno, de mi casa a mi trabajo son 18 kilómetros mínimo, entre las 8:00 que entro a trabajar, vuelvo a mi casa casi a las doce de la noche, porque después de trabajar voy a entrenar y autoescuela, el orden varía depende de los días, y la hora también, porque hay días que a las once de la noche ya estoy en mi cama.. 

fines de semana he estado yendo a intensivos (clases intensivas de más de 4 horas )  en la autoescuela.y llego agotada y como mucho veo alguna serie y algo de youtube, hoy he podido escribir, estoy agotada pero feliz. 

perdón por el tostón de explicar mi vida.
paso a leeros, no hay foto porque no hay casi nada de inspiración.

1 comentario:

  1. No creo que debas exigirte tanto, llegará un punto en el que explotes, espero que no.
    Ojalá sigas igual de animada (:

    ResponderEliminar